sábado, octubre 07, 2006



Acabo de leer una información que me parece sumamente interesante. Ahora que una investigación la avala, quizás podemos pensar con cierta seriedad sobre estas cosas. El 11% del profesorado se siente víctma del acoso laboral, me parece una cifra bastante pobre comparado con lo que conozco por ahi. Es cierto que hay una cierta vergüenza de hablar de esto.Los datos coinciden con los que dan otras universidades como Granada, Madrid.
Tampoco puede diferenciarse las públicas de las privadas.
Como podemos ver hay información suficiente y datos relevantes para trabajar el tema. Una organización que se preste de aprovechar la energía de los sujetos que trabajan en ella, para el logro de metas tan ansiadas y publicitadas políticamente, debería tomarse estas cosas en serio. Porque hace que la mejor gente, vaya quedando relegada, sin ganas de enfrentarse con tanto esfuerzo a la mediocridad de algunos personajes que no quieren bajarse de su silla.

3 Comments:

Blogger JoseAngel said...

No siempre la "mejor gente" es la mejor profesionalmente hablando. A veces se da el caso, pero también es muy frecuente que se utilicen exigencias de calidad a las que no se llega, o resultados "insuficientes" de investigación, o docencia, o lo que sea, como excusa para humillaciones, exclusiones, etc., o sea, para acogotar al que la dirección o los poderes fácticos consideran indeseable... por esas o por otras razones.

11:12 a. m.  
Blogger Adriana said...

Si, es necesario tener en cuenta las condiciones en que esto se produce. Cuando yo he dicho "mejor gente" estaba pensando en aquella que pone mucha energia en su trabajo, que se preocupa por llevar adelante proyectos... Hay muchas formas de arrinconar y cada una de las instituciones se buscan la vida para eso, cada una a su manera.
Es difícil ir a trabajar cada día, si te das cuenta que te han puesto unos horarios disparatados de clase, mientras otros lo tienen adapatados para poder hacer la compra, o ir a recoger los niños al cole. Son muchos los ejemplos que puedo poner, y a veces ni siquiera se necesitan excusas, simplimente se oculta determinada información. Es el mundo de salvense quien pueda y ni siquiera se le reviste de los requisitos de la "academia"

10:50 p. m.  
Blogger JoseAngel said...

Ah, poderes fácticos y corrillos de influencia... Me temo que son inseparables de la existencia misma de la universidad.

4:50 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home